Heisenberg es Db Cooper


Hace poco, viendo Breaking Bad, saltaron mis alarmas frikis cuando oí este breve diálogo.

Por el aspecto de Heisenberg, el abogado corrupto bromea con él y le dice: “Pareces DB Cooper”.

Cuando me saltan las alarmas freak María me mira y me dice:  “¿de qué te has acordado?” Y yo le cuento todo lo que en ese momento pasa por mi cerebro. Luego, lógicamente, toca comprobar si tenía razón haciendo una búsqueda en internet. En este caso, quizás os guste saberlo a vosotros también. Al fin y al cabo este blog trata de eso.

Db Cooper=Charles WestMoreland

Vayamos por pasos: Al oir el nombre de Db Cooper mi mente voló a una de las primeras series que vi desde que empezó la moda de las series: “Prision Break”.

Me gustó mucho, sobre todo la primera temporada, la historia primigenia con el mapa tatuado y todo eso.  Luego, en mi opinión, fue degenerando. En esta foto que os he puesto no sale el personaje del que me acordé pero seguro que lo recordáis de esa mítica primera temporada en la que escapan de la primera cárcel. Me refiero al enigmático Charles Westmoreland.

Charles Westmoreland es, por cierto, el actor Muse Watson.

BOLA EXTRA: En el trivia de IMDB se puede leer esto sobre él: “Worked in Black voter registration and detained by police for the bombing of the Wallace campaign headquarters during the Humphrey campaign for President”. (¡La virgen!)

Westmoreland, en la serie, es un condenado a perpetua por atropellar a una mujer con un coche. LLeva 28 años en prisión y tiene un carismático gato.

Y ya llegamos a mi resorte cerebral. En la trama de la primera temporada, el protagonista Michael Scofield  creen que, en realidad él, es el famoso pirata aéreo D. B. Cooper.

¿Y quién diablos es DB. Cooper?

Y sobre todo… ¿por qué lo mencionan en Breaking Bad?

Se trata de un personaje real (aunque el nombre es un alias, como os explico a continuación) que en los años 60 protagonizó una historia de película: se montó en un avión americano de pasajeros y como si fuera un pasajero enamorado pidió a una azafata que leyera una nota. En ella -para sorpresa de la señorita Mucklow- amenazaba con detonar una bomba en el interior del avión. Esta es la azafata que le atendió.

Lo primero que hay que aclarar es el nombre. El supuesto secuestrador facturó en el avión como “Dan Cooper”. Este es su pasaje.

Una vez fugado, la prensa lo “rebautizó” cuando alguien del FBI filtró que se había interrogado a un hombre llamado D. B. Cooper.

Sigamos con la historia. Tras amenazar al pasaje, y cuando ya tenía la situación bajo control robó de su interior un “paquete” con un millón de dólares.

Este era el avión. Un Boeing 727-100. El numero de vuelo era el 305 de la compañía americana “Northwest Orient”.

Luego, según la versión más extendida, huyó tirándose en paracaídas. Según esa misma versión, saltó por la trampilla trasera con un paracaídas cuando sobrevolaba la zona del lago Merwin.

El tipo logró huir con un impresionante botín y el FBI de la época le buscó sin posibilidad alguna. Esta era una de las octavillas que repartían en los aeropuertos.

BOLA EXTRA DE ULTRA AGENTE SECRETO: El nombre en clave para la búsqueda fue “Norjak”.  En este libro el agente del FBI Ralph P Himmelsbach cuenta cómo fue la investigación. 

Y al final…

En realidad, como veis, las imágenes que se conservan de Cooper son “artist conception”, es decir, reconstrucciones. Nunca se supo a ciencia cierta quien era DB Cooper ni qué aspecto tenía.

Dan Cooper fue descrito así:

  • Unos 45 años
  • Altura entre 1,78 y 1,83 metros
  • Gabardina negra
  • mocasines
  • traje oscuro
  • camisa blanca
  • corbata negra
  • gafas de sol oscuras
  • un alfiler de corbata hecho de madreperla.

Y ahora volved a ver el diálogo del principio: ¿Se parece o no se parece Heisenberg a DB cooper?

6 nuevos inquilinos


Han llegado en una caja que huele a globalización y a comercio electrónico. Ha hecho más de 6000 kilómetros y ha pasado al menos 3 aduanas. ¿Cuantas manos la habrán tocado? ¿por cuantas cintas transportadoras habrá pasado?

Este es el emisor. El antiguo dueño de mis 6 nuevos inquilinos. ¿Por qué se habrá desembarazado de ellos?

Junto a María, como un niño el día de reyes, he abierto la caja. Dentro un plástico de burbujas gigantes protegía la valiosa carga como si fueran hojas del mismísimo Lorien.

Las primeras piezas en salir han sido los fondos de los dioramas…

Después, algunos papeles…

¿La reconocéis? ¡Es su foto de presidiaria!

Algunos elementos de paisaje para añadir a los dioramas, muy bien envueltos.

Un papel pintado con una isla muy especial…

¡¡¡Y empieza el baile!! ¡¡Con todos ustedes Hugo “Hurley” Reyes!

La esquiva y misteriosa Kate.

El azorado Jack Shepard… representado segundos después del accidente del Oceanic 815.

Charlie escribiendo la palabra FATE en sus dedos y en pleno sindrome de abstinencia…

Shannon en una de sus mejores escenas… atendiendo a su bronceado con el caos alrededor.

Y por supuesto el gran John.

Cuantas emociones al sacarlo todo de la caja…

Que momento al montarlos en sus peanas y ver sus detalles… ¿ habéis visto la réplica del avioncito de Kate?

En las peanas, los primeros planos quedan espectaculares. Casi se ven las gotas de sudor en la cara de Charlie.

Las ramas donde Kate se esconde (ya sabéis de quién los losties) están muy bien conseguidas.

El montón de escombros sobre el que camina Jack…

El campo de golf y la banderita de Hugo…

Y sobre todo, Locke, que te mira a los ojos para contarte que ha encontrado la escotilla.

Insisto: los dioramas están muy bien conseguidos.

Los he puesto todos en la mesa que hay en medio del comedor. Por lo menos estarán ahí unos cuantos días.

Cuando salieron las figuras no las compramos y siempre me arrepentí.

En España no las encontraba por ningún sitio y a buen precio. Hace dos semanas las pedía a un vendedor por Ebay en Long Beach (EEUU) y aquí están.

Como un niño el día de reyes.