El sol de Murcia 6: El castillo de la Asomada.


Es uno de los sitios que más me gusta visitar de la Ciudad de Murcia.  No es una subida muy difícil aunque tiene tramos en los que, si no estás acostumbrado a andar, sacarás la lengua en la foto. Se sube hasta ahí arriba entre pinos y un bosque tupido.

El castillo que hay arriba tiene más de 800 años y recientemente ha sido noticia porque allí:

Los trabajos del equipo del arqueólogo Antonio Vicente Frey permiten identificar el Castillo de La Asomada como las tumbas de los emires

Allí fue enterrado Ibn-Hud.

Este señor es Abu Abdellah Ibn Yusuf Ibn Hud al-Yudhami  más conocido como Ibn Hud. Fue un rey andalusí que conquistó casi la totalidad de los territorios de lo que hoy es España entre 1228 y 1237. Si queréis leer más sobre él, aquí tenéis mucha información. 

Bueno, que me lío. Vamos con el vídeo.

Espero que os guste.

El sol de Murcia 5: El pico del Buitre, Moratalla


No me canso de repetir esta subida.

Por momentos es exigente pero muy divertida. No conozco todas las formas de subir pero me gusta -y es la que he elegido para el vídeo de hoy- una que sigue un “camino” que encontré por wikiloc en el que te obligaba a meterte por un cauce con piedras, agua y mucha vegetación.  Muy chula en primavera porque ves el agua bajar en bonitas cascadas.

Espero que os guste este quinto capítulo de “el sol de Murcia”.

PD: Os recuerdo que todos los vídeos están en el canal de Youtube y que tengo facebook y twitter.

 

 

El sol de Murcia 4: Los caballos del vino


Me gustan las fiestas populares. Y, en concreto, me gustan MUCHO los caballos del vino de Caravaca.

Caballos del Vino Caravaca 2012. FOTO: Juan F. Robles

Es una fiesta en la que se unen muchas cosas: la historia, el respeto por los animales, el compañerismo, la amistad, la rivalidad… No se si queda alguien por saber por qué miles de personas se congregan cada año para ver subir entre la multitud a sesenta caballos ataviados con hermosas galas:

WIKI: Los orígenes de la fiesta se pierden en la nebulosa del tiempo fundiéndose entre la historia y la leyenda. Según la tradición popular, estando situada la fortaleza templaria de Caravaca por los moros granadinos, hacia 1250, y necesitando los moradores agua para abastecerse, ya que los aljibes estaban exhaustos, un grupo de valerosos caballeros templarios atravesaron el sitio musulmán, con el consiguiente riesgo que ello entrañaba.Al no poder conseguir agua en el Campillo de los Caballeros, volvieron de nuevo en veloz y espectacular carrera a burlar el cerco enemigo para llevar el líquido al defensor del Castillo, y cargando vino a lomo de sus corceles, donde ya se guardaba, desde 1231, la Reliquia de la Snta. Cruz.Al llegar fueron recibidos con el consiguiente alborozo, ofreciendo y ataviando las mujeres a los mozos y a los caballos con ricos mantos bordados y ramilletes de flores, considerándolos, de esta forma, héroes y salvadores de la situación.

Yo todos los años voy a la fiesta y este año me he llevado a @elsoldemurcia. Este es el resultado: