¿Por qué se dice “arma blanca”?


Vemos en el telediario una noticia sobre un asesinato a navajazos (está todo fatal) y me pregunta @mariasglo ¿Por qué se dice “arma blanca”? Y yo… pongo esta cara.

Ya os aviso que la respuesta no es fácil y hay tantas interpretaciones como tipos de espadas.

BOLA EXTRA: Este cuadro lo he encontrado en la web “Museo del arma blanca”.

Tipos de espadas 
Alfanje Sable de hoja ancha y curva, habitualmente con contrafilo en la punta. De origen turco. Cutlass
Cimitarra Sable de hoja muy curva y no demasiado ancha, de origen árabe. Scimitar
Espada Arma blanca larga habitualmente de doble filo y hoja recta. Sword
Espada de Ceñir Espada ligera destinada a un uso ornamental. Muy extendida durante el siglo pasado para los uniformes de gala. Small Sword
Espadín Espada de hoja muy fina y ligera, destinada a un uso decorativo.
Estoque Espada de hoja estrecha y larga, aunque resistente, destinada a herir de punta. La guarnición de taza era habitual. Rapier
Florete Estoque ligero. Épée
Mandoble Espada medieval de doble filo, hoja recta y muy larga y pesada, destinada a su uso con las dos manos. Two-hand Sword
Montante Mandoble Two-hand Sword
Sable Arma de hoja curva y un solo filo, destinada fundamentalmente a su uso de corte. La variante de caballería fue la más extendida. Sabre (am., Saber)

El tema promete, asi que… ¡A trabajar!

NOTA: Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, en esta, “los expertos” no se ponen de acuerdo y he optado por incluir varias hipótesis sobre el tema. 

 

Sacar la blanca

Hay gente que asegura que lo de “blanca” se refiere, simplemente, al brillo y color del metal.  Por ejemplo,  encontrado que los franceses usaban la expresión “armee blanche” en el siglo XVII a las cuchillas y espadas que tenían aspecto brillante porque sus extremos habían sido pulidas al máximo para ser mas brillantes. La idea era dar miedo al enemigo, supongo.

Leo también que en tiempos del Renacimiento en España se usaba “sacar la blanca”, para referirse a la espada.

Pérez Reverte usa esta expresión en algunas ocasiones durante los maravillosos pasajes de “Alatriste” (una saga de libros que recomiendo encarecidamente)

“Singular carácter, el nuestro. Como alguien escribiría más tarde, afrontar peligros, batirse, desafiar a la autoridad, exponer la vida o la libertad, son cosas que se hicieron siempre en cualquier rincón del mundo por hambre, ambición, odio, lujuria, honor o patriotismo. Pero meter mano a la blanca y darse de cuchilladas por asistir a una representación teatral era algo reservado a aquella España de los Austrias que para lo bueno, que fue algo, y lo malo, que fue más, viví en mi juventud: la de las hazañas quijotescas y estériles, que cifró siempre su razón y su derecho en la orgullosa punta de una espada”.

Y otro ejemplo más:

“Al menos, se dijo fugazmente al desnudar la blanca, un par de aquellos hideputas iban a acompañarlo bien servidos al infierno”. 

Que grande es Alatriste. Que grande Pérez Reverte.

 

Vestir “de punta en blanco”

No, no me refiero a Altair y a sus descendientes. (J-U-E-G-A-Z-O)

¿Habéis oído esa expresión alguna vez? Quizás sea una de las explicaciones.  He visto que se usa desde antes del siglo XVII y sirve para definir a alguien “vestido muy elegante”. Sin embargo, no tiene que ver con el color de la ropa. Parece que la frase real es “armado de punta en blanco” o “armado de blanco” y tenía que ver con el hecho de llevar la espada a la vista, desenfundada.

 

Arma negra

Aunque suene a oscuridad he encontrado que la expresión “arma blanca” nace precisamente de la contraposición con la de “arma negra”, que sería anterior.  Según esta teoría, cuando hablamos de arma negra no hablamos de un arma embrujada por el malo de Harry POtter ni por el malvado Garrosh de Warcraft sino que hablamos de:

 “armas negras”, las que no tenían filo o punta y que se usaban en juegos o la enseñanza de esgrima. 

Por tanto, si se hablaba de “blanca”, es porque la espada no solo estaba desenvainada. Quería decir también que tenía filo, y por tanto, podía hacer “pupita”. Si era “negra” no solo era porque permanecía guardada o dentro de su funda . Lo importante es que al usarla no podíamos dañarnos porque no tenía filo ni punta.

Como el tema no está cerrado, lo dejo abierto a vuestras indagaciones y sugerencias.

 

BOLA EXTRA: Ya sabéis que para hacer estos post leo y releo todo lo que cae en mis manos. Como soy un freak de la información he estado echándole un vistazo a estos apuntes de “medicina legal” sobre heridas de arma blanca (desgraciadamente me servirá habérmelos leído para mi trabajo) y he encontrado un párrafo que me ha parecido alucinante. Os lo reproduzco, para acabar: 

Se titula “ASPECTOS IMPORTANTES DE LA LESIÓN DESDE EL PUNTO DE VISTA MÉDICO LEGAL”

  • La profundidad de la herida indica un posible ánimus necandi (intención de matar). P.e cuando el arma es un cuchillo de 15 cm. y el atacante sólo produce una herida superficial (1.5-2 cm.), si se demuestra que no había ninguna estructura dura que impidiera el avance del arma, como ocurre en el abdomen, y que si hubiera querido introducirla entera produciendo con ello lesiones de mayor gravedad e incluso la muerte hubiera podido, y sin embargo no lo hace, se supone que no exite intención de matar, y la pena es menor.
  • La trayectoria nos ayuda a determinar la posición entre agredido y agresor, que es muy importante en un juicio y también sirve para determinar la presencia de ánimus necandi. En  muchas ocasiones no se puede estudiar porque la persona no muere
  • La localización de las lesiones en el cuerpo también es vital. Hay que distinguir entre heridas de lucha (distribuidas indiscriminadamente) y heridas de defensa (situadas en zonas del organismo que se usan para protegerse, como las palmas de las manos y la cara cubital de los antebrazos.
  • La gravedad de las heridas desde el punto de vista clínico está en función de las lesiones que han producido. En medicina legal no siempre es así, en el código civil antiguo se cosideraba que si la herida tardaba más de 30 días en curar, era lo suficientemente grave como para considerarla delito. El criterio actual es aquella herida que requiere más de una asistencia médica, pero considera como segundas asistencias cosas como quitar los puntos, asi que tampoco es un criterio muy bueno. Si la zona en la que se ha producido la herida contiene internamente órganos vitales, puede suponer mayor condena para el agresor aunque no los haya alcanzado porque se considera que existe ánimus necandi. Se considera una herida mortal de necesidad aquella en la que cualquier intervención médica no sirve de nada, la persona fallece de todos modos. Estado anterior es una situación en la que existe una patología de base de tal forma que debido a ella las heridas pueden ser más graves (p.e cuando tienes DM las heridas tardan más tiempo en cicatrizar y tienen más riesgo de infectarse) y viceversa, la propia patología de base puede empeorar a consecuencia de las heridas producidas. Esta situación también puede suponer mayor gravedad y mayor pena.
  • La secuencia de las heridas es importante, sobre todo en cadáveres. A veces nos permite reconstruir la escena, determinando la posición de agresor y víctima durante las progresivas heridas y deducir los procedimientos penales, desde homicidio involuntario hasta asesinato.

4 comentarios en “¿Por qué se dice “arma blanca”?

  1. Imperdonable que pongas “el malo de Harry Potter” y una foto de Severus Snape… QUE NO ES MALO. El malo es Lord Voldemort, como bien sabes!

    • ¡Me preocupa que, de todo lo que se dice el artículo, sólo te quedes con que si es el malo o no de Harry Potter!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s