Aviones ‘perdidos’


¿Donde está el MH370 de Malaysia Airlines?

El avión malasio desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo está perdido. Las referencias a la mítica serie de televisión son continuas. Y lógicas.

BOLA EXTRA: Los protagonistas de “perdidos” se reunieron otra vez, 10 años después de la serie. 

Sin embargo, hoy voy a evitar la serie (aunque mi alma freak me lo pide) y los paralelismos con este caso. Lo voy a hacer por una cuestión moral: respeto a las posibles víctimas y, sobre todo a sus familiares. Y lo digo en serio.

En la foto tomada en Kuala Lumpur por un fotógrafo de EFE, varios familiares de los pasajeros chinos del vuelo MH370 de Malaysia Airlines irrumpen en la sala de prensa donde comparecían las autoridades malasias. Exigen respuestas ante la desinformación. Exigen respeto ante el secreto que hay en torno a lo que parece un gigantesco cúmulo de despropósitos.

El último señala que  Radares militares de Tailandia detectaron rastros de un aparato no identificado pero… no compartieron esta información hasta el martes porque “no fueron específicamente preguntados antes”.

Increíble.

Ahora, entre teorías de todo tipo, sólo los objetos que veis en la foto del principio, localizados a 2.500 kilómetros de Australia por un satélite, son la única esperanza de saber la verdad.

“Esto es una pista, es probablemente la mejor pista que tenemos ahora pero necesitamos ir allí, encontrarlo y evaluarlo”.

Lo ha dicho el director general de la AMSA, John Young (que -ojo- ha dejado claro que hay que ser prudentes porque los objetos podrían finalmente no guardar relación con la aeronave desaparecida)

Hecha esta introducción (larga, como siempre) hoy quería contar el caso de otros aviones ‘perdidos’

El Breguet ‘4 vientos’

Breguet XIX Super Bidón con motor Hispano de 650 CV

Hoy el diario 20 minutos publica la historia del avión español “Cuatro Vientos”. Alzó su vuelo en 1933 con dos pilotos a bordo, Mariano Barberán y Joaquín Collar. Ambos querían  cruzar el Atlántico, desde Sevilla hasta México, siguiendo -por el aire- la ruta con la que Cristobal Colón llegó a sus “indias”.

De hecho, consiguieron atravesar el Atlántico, pero no llegaron a México. Llegaron a Cuba el 11 de junio de 1933. 40 horas de vuelo, ni más ni menos. Cuando trataron de terminar su última etapa, los últimos 1.920 kilómetros, su avión desapareció.

El Stardust

El vuelo CS59 de “British South American Airways” estaba sólo a cuatro minutos del aeropuerto de “Los Cerrillos” en Santiago de Chile. Era el 2 de agosto de 1947. Pero sus once pasajeros, que venían de Buenos Aires, nunca desembarcaron. Así empezó el misterio del tristemente famoso “Stardust”.

53 años después, en los primeros días del año 2000 un grupo de alpinistas que subían al volcán Tupungato, en Argentina resolvieron -en parte-el misterio.

Siguiendo las indicaciones de otros escaladores que decían haber visto “algún tipo de restos” dos años antes, llegaron a la zona y allí encontraron restos humanos y fragmentos del ‘Stardust’.

BOLA EXTRA: La tripulación eran todos pilotos de la RAF. Por ejemplo, el capitán era Reginald Cook, condecorado por sus 90 misiones de combate durante la segunda guerra mundial.

Sigamos. El avión había chocado contra la montaña, a 80 kilómetros de su supuesto último mensaje. Esa desviación es lo que lleva locos a los expertos en el tema. Lo que sí se ha podido explicar es el hecho de que no se encontraran los restos hasta el año 2000: Una avalancha, provocada posiblemente por el golpe, ocultó los restos del avión. Como el avión no tenía daños en el motor se estableció que una corriente de aire muy fuerte-frecuentes en la zona- había sido la causante.

Hasta ahí la historia “real”. La versión oficial. Luego están estas dos teorías alimentadas por lo misterioso del asunto:

  • La presencia de un diplomático británico entre los pasajeros hizo pensar a muchos que se trató de un atentado con el que se habría intentado evitar la llegada de documentos secretos a Santiago.
  • El supuesto último mensaje de la radio del Stardust creó a su alrededor toda una teoría sobre los extraterrestres. El mensaje -en morse- decía: “ETA (tiempo estimado de llegada) SANTIAGO 17.45 HRS STENDEC”. Nadie ha conseguido todavía saber qué quieren decir las siete letras del final.

Esto es lo que transmitió. En 3 ocasiones antes de perder la comunicación:

… / – / . / -. / -.. / . / -.-. (STENDEC)

¿Quiso el operador decir “descenso” y deletreó mal?

-.. / . / … / -.-. / . / -. / – (Descent)

¿Quiso decir “Stardust”, el nombre del avión?

… /- /.-/ .-./ -../ ..-/ …/ – (Stardust)

El periódico “The Guardian” publicó en septiembre de 2002 un reportaje sobre el tema que decía lo siguiente:

“Un misterio final estaba en el último mensaje enviado por el Star Dust. Consistía en una sola palabra: “STENDEC”. Durante años, se creyó que se ha escrito mal pero ahora se piensa que son las siglas en código Morse de la Segunda Guerra Mundial para : “Severe Turbulence Encountered, Now Descending, Emergency Crash-landing” (Se encontró turbulencia severa, ahora descendiendo, aterrizaje forzoso de emergencia)

Lady “Lindy”

En un post sobre aviones perdidos no podía faltar la heroína de la aviación Amelia Earhart.

Cuando sonó su teléfono en abril de 1928, su vida cambió. El Capitán H.H. Railey, a través del publicista George Putnam, llamó para preguntarle:

¿Quieres ser la primera mujer en cruzar el océano Atlántico?

Y ella dijo sí. Poco después -junto a Wilmer Stultz y al mecánico Louis Gordon- cruzó a bordo de el “Friendship”. Tras esa hazaña vendrían más: 

  1. Primera carrera aérea para mujeres de EEUU en 1929.
  2. Récord de velocidad sobre un avión.
  3. Primer vuelo en solitario después del de Lindberg a través del Atlántico.
  4. Primera persona en hacerlo dos veces
  5. Record de distancia más larga volada por una mujer sin parar
  6. Récord de atravesar el Atlántico en el menor tiempo.
  7. Vuelo en solitario a través del Pacífico, desde Hawái a California, y después a Washington.
  8. Primer viaje solitario de Los Ángeles a Ciudad de México, y de allí a Newark, Nueva Jersey.

Y por fin, en 1935, su viaje alrededor del mundo en su Lockheed Electra 10E.

Iba a ser la primera mujer en hacerlo y la persona que hiciese “la mayor distancia posible circunnavegando el globo en su ecuador”. Pero no lo logró.

Tras volar 35.000 kilómetros y pasar Papúa Nueva Guinea se comunicó por última vez con un guardacosta estadounidense. Su último mensaje fue:

 “KHAQQ llamando al Itasca (el guardacosta) Debemos estar encima de ustedes, pero no los vemos… El combustible se está agotando”

Se ha dado por supuesto que Lady Lindy cayó cerca de la costa de la isla Howland pero nunca la encontraron.

El Boeing 727 ‘robado’ de Luanda

Este avión desapareció en Luanda, la capital de Angola. Despegó hacia Burkina Faso con un comunicador (transpondedor) supuestamente defectuoso y nunca más se supo. Sin embargo, su historia es mucho más hollywodiense.

Aunque el avión tenía el símbolo de “American Airlines” era de una empresa llamada “Aerospace Sales & Leasing”. Esa empresa tuneó el aparato para convertirlo en cisterna con el que transportar 19.000 litros de combustible por viaje hasta sus minas de diamantes en Angola.

Sin embargo, la empresa empezó a no pagar y el avión fue retenido en el aeropuerto de Luanda. La empresa vendió su monstruo inservible a otra firma local y dos operarios de esa empresa (se llamaban Ben Charles Padilla y John Mikel Mutantu) lo ‘re-tunearon’ para volver a ponerlo en servicio.

En una de las jornadas de prueba de los motores, el avión salió volando. Literalmente. Encendió motores y, “con las luces de posición apagadas y sin comunicarse con la torre de control”, ante el asombro de todos, salió volando.

Así, sin más.

El avión, pilotado por quién sabe quién, posiblemente se estrelló, pero nunca se ha hallado. Sus dos “mecánicos” -que no tenían título de piloto- tampoco.

La teoría de la conspiración y el vuelo 800 de TWA

Este avión no desapareció exactamente. Explotó. Sin embargo, nunca ha quedado claro por qué.  El 800 de Trans World Airlines era Boeing 747-131 y numerosos testigos lo vieron explotar en el aire y estrelló en el Atlántico cerca de East Moriches en el estado de Nueva York, en 1996. Iba de Nueva York a Roma.

El FBI inició una investigación pero 16 meses después anunció que no se había encontrado ninguna prueba de que se tratara de un acto terrorista. Todos los expertos aseguran que “una explosión de combustible inflamable” fue la causa. Eso sí, también dijeron que no podían”establecer con absoluta certeza la causa más probable de la explosión”.

He dicho TODOS los expertos. Pero no es verdad:  En EEUU, muchos opinan que un misil fue lo que derribó el avión. Hay dos teorías:

  • Fue disparado por un terrorista desde la tierra.
  • Fue disparado por un barco de la armada de los Estados Unidos que derribó el avión ante una falsa amenaza terrorista.

El ‘Antonov’ indio

Un Antonov de la fuerza aerea india, un AN-12 es uno de los casos internacionales más curiosos porque lo encontraron a principios de 2003 tras ¡45 años desaparecido! Era el vuelo “perdido” BL534 y las sospechas -confirmadas después- eran que se estrelló en el llamado paso de Rohtang, en el Himalaya.

Llevaba 6 tripulantes y 92 pasajeros. Se estrellaron en 1968 y hasta 2005 -bajo la nieve- no pudieron localizar los restos. El verano pasado, una expedición a pie del ejército indio encontró restos humanos que -se supone- son de alguno de sus pasajeros.

 Vuelo 447 de Air France

Este Airbus A330 de Air France salió de Río de Janeiro hacia París en mayo de 2009.  Su último contacto fue, por radio, en medio del inmenso océano Atlántico.  La última alerta, recibida fue la de “Cabin Vertical Speed” que indicaba la entrada de aire exterior en la cabina, lo cual podría corresponder a una despresurización, o a que el avión ya estaba cayendo.

La investigación -que duró 2 interminables años- demostró que el avión se había estrellado contra el océano.

De los 228 pasajeros, 2 eran españoles.

Y por último: El Triángulo de las Bermudas.

La primera mención (que está documentada) del ya famoso “triángulo” es de un periodista de Associated Press en 1951. Jones, se llamaba. En uno de sus artículos dijo que en la zona de las Bahamas se producían numerosas desapariciones de barcos, aviones y pequeños. Llamó a la zona “Triángulo del Diablo”.

Allí, supuestamente por circunstancias que se desconocen, aunque yo me inclino a pensar que estamos hablando de una zona de meteorología problemática, se han perdido cientos de barcos y aviones. Lo cierto es que puede ser una zona peligrosa pero fijaos en este dato:

WIKI: “Se estima que en los últimos 100 años por esa zona han pasado unas 10 millones de naves (100.000 por año). Se cree que desde mediados del siglo XIX han desaparecido un total de 50 barcos y 20 aviones”.

En todo caso, si seguís pensando que es un lugar “embrujado” o algo así, os encantará la desaparición más famosa. Es la de de estos TBM

En 1945 se perdió… ¡un escuadrón entero! En concreto, cinco “bombarderos TBM Avenger” de la Marina de Estados Unidos que estaban en pleno vuelo de entrenamiento y que habían salido de Florida. ¿Los extraterrestres también? Otro día, con más tiempo, hablamos si queréis del triángulo de las Bermudas.

BOLA EXTRA FINAL: Este es el grafico que está corriendo como la pólvora por redacciones periodisticas estos días. Los itinerarios de los 88 aviones desaparecidos desde 1948 hasta ahora. 

Un comentario en “Aviones ‘perdidos’

  1. Pingback: Diario de Marko Ramius | Blog de vacaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s