31 Lugares imprescindibles de la Región de Murcia


1. El Teatro romano de Cartagena

Maravilla de la historia sacada del olvido.

Fotografía de Mª Angeles y Jose Casielles cuya web podéis ver aquí.

 

2. La batería de Castillitos

Lugar diseñado para la guerra, bañado por la serenidad del atardecer.

castillitos 017

 

3. El Azud de Ojós

Visto desde la senda de los moriscos, entendemos por qué fuimos tierra de “reyes” árabes.

la foto

(Es una panorámica, hay que pinchar para verla entera)

 

4. La Cueva del puerto

Catedral de la geología tras el deleite de un buen arroz.

 

5. Las Salinas y arenales de San pedro

Balneario veraniego de flamencos grandes y pequeños.

playa de la llana 002

 

6. La subida al morrón de Sierra Espuña

Ascenso entre arruis y ciclistas ilustres hasta la gran piedra mística.

DSC_0216

 

7. El valle de ricote

Una mirada a nuestras raices agrícolas bañadas por el Segura.

DSCN7213

 

8. La Marina del Carmolí

Arena, salicornias, el mar pequeño y un volcán. ¿Qué mas se puede pedir?

dia del medio ambiente 051

 

9. La Marina de Cope

Millones de metros cuadrados de aire, piedra y agua limpias y puras. Ojalá siempre así.

 

10. La subida al castillo de Caravaca

Camino humano rojo y blanco junto al relincho de un poderoso animal.

 

11. La Azohía

Atardecer sobre el dragón dormido de Cope.

estos en mi playa 013

 

12. La Catedral de Murcia

A lo largo del año, la luz dibuja cambiantes lineas rectas de sol y sombra sobre las curvas barrocas de su fachada.

Imagen de Nono García, podéis ver más aquí.

 

13. El Salto del usero

El agua fria y los nervios templados para saltar desde las rocas.

 

14. La Isla Grossa

Refugio de gaviotas de Anduin que sólo hemos pisado algunos privilegiados.

isla grossa 056

 

 15. Calblanque

Arena limpia, renovada por el viento y el sol. Cada pisada parece virgen de nuevo.


 

16. Cañaverosa

Tubo verde nacido del agua azul y de las nutrias.

Foto del blog “En Moratalla”

 

17. Bolnuevo

Monumento al viento del mar.

Foto de Jayma, podéis ver más aquí.

 

18. El cañón de Almadenes

Ribera sana, repleta de vericuetos para los seres del río que debemos visitar en respetuoso silencio.

 

19. El mar menor

Sólo el lomo y los palos a algún barco estropean la vista.

nuevas 275

 

20. El rio Chícamo

Un fino hilo de agua que ha tenido la potencia de hundir las rocas.

 

21. Calas de Puntas de Calnegre

Un día, al despertar sobre su arena sólo vi a mi alrededor pisadas de pequeños pájaros.


 

22. Los arrozales de Calasparra

Amarillo, ocre, verde… Sinfonía de colores a lo largo del año.

calasparra 3 002

23. El entorno del Balneario de Archena

Si Murcia es seca, el río es su patio interior. Su corazón.

24. El castillo de la Asomada

La tumba de los emires, el torreón natural de Murcia.

cabezo del puerto 032

 

25. El casco antiguo de Cehegín

Tapear entre escudos y blasones. Pasear por donde caminaron los alpargateros.

 

26. La Playa de percheles

Palmeras. Cierra los ojos y siéntete en Tunez o el Cairo.

IMG_0071

 

27. Cuatro Calas

Si despides la región por el suroeste, sentirás el vacío inmenso de quien deja algo bello.

 

28. El Cabo de Palos/ Islas Hormigas

El mar en calma, una barca a remo. No hace falta más para pasar el cabo con la isla al fondo.

piragua 037

 

29. El Cañón del Rio Alhárabe

Siempre, al bajar, apetece tirarse dentro de alguna de las pozas, como un pez chiquitito.

chorros y rio luchena 045

 

30. El Castillo de Aledo

Un barco de piedra con un torreón en la proa.

 

31. El castillo de Lorca

Ni la más severa embestida de la tierra lo descabalgará del caballo con el que vigila Lorca entera.

 

 

Suarez: “Cuádrese”


Aquel 23 de febrero, el Teniente coronel Tejero apuntó con su pistola al Teniente General Gutiérrez Mellado, ministro de Defensa y a Adolfo Suárez, el -todavía-Presidente del gobierno.

Cuando Tejero le ordenó a Suarez, a punta de pistola, que se sentase cuentan que el jefe del gobierno le miró y respondió con una orden: “cuádrese”.

Cuando los golpistas dispararon al aire solo tres personas resistieron sin humillarse, representando en ese momento la dignidad de la democracia: Suárez, Gutiérrez Mellado y Santiago Carrillo.

Los tres, fallecieron ya, pero sus ideales de aquella noche, perviven -espero- en todos nosotros.