Las mujeres de Campos


"Vosotros, que surgiréis del marasmo en el que nosotros nos hemos hundido, cuando habléis de vuestras debilidades, pensad también en los tiempos sombríos de los que os habéis escapado. Cambiábamos de país como de zapatos a través de las guerras de clases y nos desesperábamos donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella. Y sin embargo, sabíamos que también el odio contra la bajeza desfigura la cara. También la ira contra la injusticia pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros, que queríamos preparar el camino para la amabilidad no pudimos ser amables. Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos en que el hombre sea amigo del hombre, pensad en nosotros con indulgencia".

“A los hombres futuros”. Bertolt Brecht.

Hoy he estado con un grupo de personas excepcional.  No los puedo calificar de otra manera. En esta foto están algunos y, sobre todo, algunas de ellas. Las he llamado #mujeresdeCampos en twitter. Son la gente de la fábrica de Halcón Foods en Campos del Río. Y su lección humana de solidaridad y de dignidad  no la olvidaré nunca. A la derecha está Juana, la mujer que, desde hace dos años, me llama un par de veces al mes para contarme las últimas novedades del conflicto en la fábrica de Halcón Foods que se llevó por delante sus trabajos pero no sus vidas.

IMG_7499

La fábrica, su fábrica,  porque los lugares son de quienes los habitan, no de quienes son sus propietarios, está ahora silenciosa y vacía. Sin embargo, hace muy poco era el corazón del pueblo. Empleaba a cientos de personas: “Abuelas, madres, hijas, nietas y bisnietas han trabajado allí durante años”, según me han contado hoy.

IMG_7496

La mala gestión de los empresarios, la crisis, las componendas políticas -y vete tú a saber cuántas cuestiones más- han acabado con centenares de personas en la calle y, además, con malos modos.

Hoy me ha contado Jacinta -la que es acariciada por su amiga en la foto de abajo- la historia de cómo denunciaron a la empresa por impagos y de cómo el día antes de que se celebrara el juicio se encontraron su carta de despido. Dice que aquel día fue el último día de sus 34 años -se dice pronto- de trabajo

Los malos modos de aquel día fueron a más. Me dice Jacinta, que tiene los ojos alegres y la sonrisa ancha (como Amanda, qué curioso) que cuando trataron de entrar en la empresa, a sus puestos de trabajo de toda la vida, descubrieron que el dueño había llamado a la Guardia Civil. Una veintena de agentes para reducir a un grupo de veinte señoras. Qué valentía.

IMG_7501

Desde hace dos años están sin trabajo pero no han perdido las ganas.  Ya no cobran el paro y alguna me ha confesado entre lágrimas que toda la familia vive de las miserables ayudas que da la administración para los que ya no tienen nada. Yo, por más que intento empatizar con ellas (es mi deber como periodista, para entender su situación), no consigo entender cómo debe ser vivir así: levantarse toda la mañana con la desazón de no tener con qué alimentar a tus hijos.

Y a pesar de todo, los miércoles, el día del mercado, se reunen en la modesta Casa del Pueblo de Campos del Río a hablar de sus cosas. Estar con ellas ha sido un soplo de aire fresco.

NOTA BREVE, al margen, O NO:  Esta casa sí parece una sede sindical. Ésta sí parece una casa del pueblo de las de antes, la que yo imagino que tiene que ser una casa del pueblo. No hay marisco, ni bolsas de piel, ni agendas. Mi madre ha sido sindicalista muchos años, se mató a trabajar y nunca tuvo estos lujos. Se parece mucho más a estas mujeres que  llegan con sus carros de la compra, se ofrecen café, comentan sus peinados y sus ropas y, sobre todo, hablan de trabajo, de ley y de justicia.

IMG_7500

Hoy he compartido la mañana con ellas y las cosas que me han contado, sus miradas, sus gestos cómplices, su valentía no se me olvidarán en la vida. Si os apetece, pinchad este audio con el fragmento de doce minutos en el que Lucía Hernández y yo les hemos preguntado algunas cosas en el programa Hoy por hoy de Radio Murcia.

http://www.ivoox.com/mujeres-campos-del-rio_md_2614964_1.mp3″ Ir a descargar

No sé si su lucha, su digno intento de volver a trabajar en la empresa que las echó a patadas, llegará a buen puerto. Yo simplemente les deseo todo el bien del mundo.

POST DATA: muchos de vosotros sabéis que he estado tuiteando todo lo que veía en Campos del rio, si os lo habéis perdido lo tenéis aquí, en un resumen del Hashtag “Mujeres de campos”

4 comentarios en “Las mujeres de Campos

  1. Me ha gustado tanto que me lo llevo a mi muro, lo de “matarme” a trabajar me parece un poco exagerado, pero bueno, ese quizás sea tu recuerdo y en parte lo fue, la gente ahora no entiende el esfuerzo ni el trabajo que hicimos en aquellos años que cada actividad o iniciativa sindical era un logro un logro inalcanzable, que en poco años se han ido perdiendo por la ineptitud de politicos, sindicalistas y muchos trabajadores que no tienen conciencia de clase…Estas mujeres son un ejemplo de lucha por sus derechos y sobre todo por su trabajo, el que han perdido. Es triste muy triste que tengan que mal vivir por la avaricia de industriales desaprensivos y por politicos más que ineptos y corruptos

  2. Buen trabajo Javi. Gracias
    Besito de la in

  3. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡bravo por estas señoras!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  4. no todo es tan bucolico y bonito tu madre ha sido sindicalista yo tambien, pero como dice el refran no es oro todo lo que reluce a esta situacion se ha llegado por la culpa, en gran parte, de los habitantes de esa casa del pueblo que rtu has visitado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s