Reír las gracias al jefe


Seguro que todos habéis compartido vuestro trabajo con alguna persona que no sabe cuando parar de reír tras una broma sin gracia del jefe. ¿Por qué lo harán? A Peter Griffin le pasa muchas veces.

¿Por qué nos reímos? y sobre todo… ¿Por qué algunas personas se ríen cuando algo no tiene gracia? ¿Y si necesitan que alguien -su jefe, por ejemplo- les vea reír? ¿os imagináis tener un jefe como Michael Scott en The Office y tener que reír sus bromas?

La risa es una respuesta biológica, a veces inconsciente, del organismo como respuesta a estímulos. ¿La sabemos controlar o no? Está claro que si podemos reírnos para agradar a alguien es que si, aunque esas risas siempre suenan forzadas.

"La risa es un balbuceo lúdico, instintivo, contagioso, estereotipado y de control subconsciente —o involuntario— que raramente se produce en soledad".

Robert Provine, neurobiólogo.

BOLA EXTRA PARA CURIOSOS: He leído que hay estudios que dicen que cuando eramos cuadrúpedos no nos reíamos. Al empezar a ser bípedos los humanos consiguieron que la zona del  torax estuviera menos ocupada en el soporte del cuerpo y la respiración fuera más fácil. Es hizo que tuviéramos control de la respiración y facilitó el lenguaje y nos dotó, junto a otros mecanismos cerebrales, de la risa. 

DOBLE BOLA EXTRA PARA MÁS CURIOSOS TODAVÍA: Hay neurólogos y psicólogos que dicen que la risa es lo que nos queda a los humanos de cuando eramos animales que sentían la necesidad de gritar tras ganar a un adversario en una lucha por comida, territorio o las hembras. Flipo, pero tiene sentido.

Según los expertos “cuando un bebé se ríe no es como manifestación de agradecimiento sino porque consigue lo que quiere: atención, comida, divertimento, etc…” La risa es, como veis en el vídeo de arriba, algo que hacemos desde los 4 meses de vida (Mar, por ejemplo, ya se ríe un montón) y parece que responde a nuestros pequeños -y grandes- triunfos vitales. En el caso del bebé, romper un papel. Si estamos programados para reírnos es porque lo llevamos en nuestro ADN, en nuestro cerebro moldeado durante miles de años…

Fotograma de la magistral “La odisea de la especie”

TRIPLE BOLA EXTRA PARA FANÁTICOS DE LA CURIOSIDAD: El filósofo John Morreall  se remonta a los tiempos de las cavernas para explicar la risa. (¿Hay alguno de nuestros comportamientos que no tenga allí su origen?) Su teoría señala que que comenzamos a reírnos al compartir el alivio del grupo tras pasar un peligro, por ejemplo, tras el ataque de animales, el vadeo de un rio, durante la rica comida o tras la noche.

La última teoría que he encontrado -entre las muchas que hay- cree que el gesto de reír se pudo generar para evitar  la respuesta agresiva de otros humanos: como un “ehh! que soy tu amigo… no me ataques”. Hay estudios en orangutanes y en chimpancés (como el de la foto) que dejan claro que son capaces de hacer algo parecido a nuestra risa, lo que no queda claro es si ese gesto significa algo o no.

Pero dejémonos de bolas extra y volvamos al inicio: ¿Cómo fingimos la risa? ¿Por qué la fingen los que quieren agradar al jefe? ¿Qué siente una persona que finge la risa? ¿Por qué algunos son expertos en hacerlo?  Aquí os dejo algunas 3 hipótesis que he seleccionado desde las miles posibles que hay por ahí… (AVISO: Me he tomado el tema un poco a broma porque no soy experto, y porque se me ha hecho tarde para cerrar el post…  Espero que me entendáis- XD)

1. Se ríen porque así se hacen más fuertes

La risa generalmente surge como consecuencia de un estímulo y nos hace liberar endorfinas. Esto es muy curioso: Hay médicos que dicen que si forzamos el gesto de sonreír también podemos liberarlas y a la misma vez  hacer más potente la actividad de los linfocitos NK (“natural Killer” los llaman.. porque son los que se cargan lo malo de nuestro organismo) Est puede  venir muy bien para hacernos muy resistentes, más fuertes.  También baja la epinefrina y la cortisona (que regulan el estress) y sube la leptina y la grelina (que aumentan -OJO- el apetito) ¿Hay gente que -como la Pantoja- piensa que si se ríe mucho se hará más fuerte?

Isabel Pantoja – Dientes, dientes, eso es lo… por Supervivientes-09

¿Lo harán por eso los que fingen la risa? ¿Es una forma de hacerse fuertes? Yo no le daba mucho crédito a esta teoría hasta que conocí una persona que me lo reconoció… se reía cuando estaba mal, cuando le venían mal las cosas o cuando alguien le había hecho daño… forzaba la risa como mecanismo de defensa.  Cuando pregunté sobre el tema a un experto me dijo que se trataba del “mecanismo de defensa de una persona trastornada…” Nunca supe si lo estaba o le funcionaba su forma de actuar. Cómo somos a veces. 

2. Se rien porque les están dando descargas en el cerebro

(AVISO: Esta es muy MUY de broma, aunque tenga una base científica. No pretendo reirme de nadie más de lo necesario)

En este vídeo sobre personas con Parkinson podéis ver que la risa se puede inducirse estimulando una zona del cerebro concreta con electrodos. No es broma. Si te colocan electrodos en este punto (se ha probado con enfermos de Parkinson, como digo, y se descubrió mientras se trataba la epilepsia a una chica) parece que una pequeña descarga produce una leve sonrisa y que si te aplican más electricidad te acabas riendo.  

¿llevan los que se ríen de las gracias del jefe un dispositivo de electrodos? ¿lo controla el propio jefe desde debajo de la mesa? ¿Qué más me habéis ocultado?

3. Se ríen porque es una forma de que el jefe tenga claro su dominio.

Este señor de la foto es Robert Provine… la primera vez que lo ví fue en el programa “Redes”. Es profesor de psicología y ayudante de dirección del programa de neurociencia de la Universidad de Maryland. Es el autor de uno de los estudios más interesantes que se ha hecho sobre la risa.

En sus estudios explica que la risa de grupo sirve desde hace miles de años al ser humano para “modelar” su conducta, para hacernos parecidos. De esa forma los que no pertenecían al grupo grande, el que se aseguraba comida y protección, podían entrar poquito a poco a través de este signo de acercamiento o confianza. Los antropólogos lo llaman “risa de acogida” (en contraposición existe también la “risa de exclusión” pero esa es otra historia)

Según Provine, si por ejemplo nos metemos en una pelea pero no deseamos pelear usamos la risa para salir del lío. Tratamos de influir en los demás de muchas maneras con la risa: si por ejemplo queremos conseguir algo de alguien que está enfadado (o serio, o desconfiado porque no nos conoce) le sonreímos, si queremos sexo sonreímos, si está pasando algo desagradable sonreímos (pensad en los tanatorios) y por supuesto -y aquí llega la clave a la pregunta del principio-  si queremos que alguien de “rango social” superior nos acepte y nos quiera en su grupo, nos reímos, y si puede ser, a carcajadas.

Según Provine:

"los jefes provocan fácilmente carcajadas de sus subordinados y hacen bromas a costa de ellos, lo que sugiere que el fenómeno es generalmente una respuesta de sumisión al dominio".

Ahora ya sabéis por qué os reís/se ríen de las bromas de vuestro jefe, aunque no os/les hagan gracia. Pensadlo. 

Un comentario en “Reír las gracias al jefe

  1. Leerte, es aprender. Asomarse por aquí es reír de vez en cuando y eso me gusta. Practicar la risa o la sonrisa es satisfactorio… y de los jefes hay que reírse con ellos y de ellos, según corresponda.
    Besicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s