Ayudemos al joven Werther


“Solo el suicida piensa que puede salir por puertas que sólo en la pared están pintadas”

Vladimir Holan

En las ultimas dos semanas -en tres ocasiones además- he tenido que reflexionar junto a otros periodistas (entre ellos mis jefes, con los que me gusta mucho debatir) sobre la pertinencia o no de informar sobre los casos de suicidio que ocurren en Murcia. Esta muy extendido en la profesión que no se cuenten porque provoca que ocurran más.

Lo llaman “efecto imitación” o “efecto Werther” y es lo que ha frenado durante décadas que se hable del suicidio en la mayoría de medios de comunicación de todo el mundo. ¿En qué consiste ?

Según he leído toma su nombre de una gran novela. La leí estando en la universidad.  La escribió Goethe en 1774 y el sufrimiento (por amor) del pobre Werther le lleva a tomar la drástica decisión de matarse al final del libro. Recuerdo que en aquel momento, una compañera que también lo leía me dijo que había sentido “cosas extrañas”. Mi opinión sobre aquello es que ya venía arrastraba problemas antes de abrir la primera página del libro. Posiblemente la decisión de leerlo si que fue un efecto imitación. Menuda paradoja.

El caso es que dicen que las autoridades de varios países europeos llegaron a prohibirlo (en el tiempo de su publicación) porque numerosos adolescentes se suicidaron tras leerlo imitando al protagonista. No he encontrado en ningún sitio que esta historia sea real. Así que, empezamos bien.

Lo que está claro es que el término existe. He intentado saber quién lo popularizó entre psicólogos, médicos y periodistas. Y parece que todos los caminos me llevan a 1974 y al sociólogo D.Phillips. Hizo un estudio que unía el número de suicidios con las portadas del New York Times. Según este estudio, se incrementaba al mes inmediatamente posterior al que se publicara en portada alguna noticia relacionada con un suicidio.

¿Incitó Kurt Cobain al suicidio con su muerte o con las letras de sus canciones? Yo las escuchaba y aquí sigo.

Leo que el efecto de imitación también tiene la variante del llamado “efecto copycat” y se refiere al hecho de “imitar la actitud violenta de alguien que sale por los medios de comuniación”. Ya sea para matar a otras personas o para matarse a si mismo.

Dicen  que ocurrió tras la muerte de Marylin o tras el suicidio de uno de mis músicos favoritos: Kurt Cobain. El caso más paradigmático -aunque posiblemente menos conocido- es el de la cantante japonesa Yukiko Okada.

En 1986 tras su muerte, se suicidaron 28 adolescentes en un bosque cercano al monte Fuji. Que historia tan terrible.

Y, a pesar de todo esto, a mi no me parece bien que no hablemos del suicidio.

La realidad es muy tozuda. Muy bestia. A veces da miedo cómo se entrelazan las noticias. Ayer, tras vivir  duro golpe de que otra persona intente matarse en nuestras calles, en pleno centro de Murcia,  comprobaba con cierta sorpresa que, precisamente ayer, era el Día mundial para la prevención del suicidio. Que perra es la vida, joder.

Mural que representa la ayuda a los suicidas. En la ciudad de Puebla (Mexico)

¿Por qué no hablamos del suicidio? ¿Por qué es tabú? ¿Por que no es cristiano? ¿Por que es causa de vergüenza para familiares y amigos? En este documentos TV (uno de los mejores programas de la tele, sin duda) tratan el tema y explican que está cambiando la opinión de los psicólogos, médicos y expertos.

En el repor, la doctora Carmen Tejedor del Hospital Santa Pau de Barcelona dice esta frase:

“El suicida es ambivalente: quiere vivir y quiere morir. Y es con esa parte que quiere vivir con la que nos aliamos”.

Yo espero que los medios de comunicación tomen/tomemos nota.  Sin amarillismo, con rigor, como en esta información de TVE. Yo informaría de los suicidios, de sus causas, de sus consecuencias. Les daría visibilidad porque esconderlos me parece más horroroso. Ocultar la desesperación que siente una persona es hacer peor esa desesperación. No me cabe ninguna duda. Según la nueva tendencia nadie quiere morir y los que mueren por suicidio tampoco, simplemente no han encontrado otra salida en su mente a su sufrimiento. Quizás hablar de ello en la tele, la radio o los periódicos les ayude a aferrarse a “esa parte” de la que habla Carmen Tejedor. Quizás les sirva para encontrar una salida a su sufrimiento. Que no ocultemos el suicidio y lo hagamos visible, quizás les haga conectar con nosotros.

Sobre este asunto de la visibilidad, me quedo con esta reflexión del sociólogo y periodista Juan Carlos Pérez, autor del libro “La mirada del suicida. El enigma y el estigma”

“El hecho de no informar sobre los suicidios es, en cierto modo, correcto, porque no es noticia cada caso individual. No se debe informar de métodos o detalles. Sin embargo, es también un error no informar. Sí se debe hablar del fenómeno social que supone el suicidio.”

Si os interesa conocer una iniciativa interesante que va en consonancia con esta tendencia de “visibilizar el suicidio” podeis leer las reflexiones de la web de una asociación que se llama Después del Suicidio – Asociación de Supervivientes. Lo que dicen es muy interesante y tienen grupos de apoyo. Es la primera asociación de familiares en España.

Cada año se quitan la vida más de 3.000 personas en España. Nueve al día. Desde 2008, con la bajada de accidentes de tráfico, el suicidio es la primera causa externa de defunción en España.

Muere más gente por esto que en las carreteras pero nadie lo dice.  Terminemos con esta omertá.

4 comentarios en “Ayudemos al joven Werther

  1. Javi, es un tema muy muy complejo. Me quedo con la última frase, la de Juan Carlos Pérez. El suicidio es una decisión muy personal y, en condiciones normales, NO deberíamos informar. Más allá del efecto llamada. Otra cosa es hablar de estadísticas, de números, del asunto como tema global, como tú bien haces.

    Pero el problema es cuando ocurren casos como el del martes. Es una decisión personal pero por las circunstancias, el sitio, la hora, la multitud de testigos… es un poco absurdo no informar. Pero aceptando que se informe del asunto, lo que desde luego NO hay que hacer es lo que hizo al día siguiente un diario regional, reincidente en eso de sacar carnaza y morbo en su foto de portada, con una foto del individuo en cuestión achicharrado. Eso no es informar. Eso es morbo, es vender cuatro periódicos más. Y da asco.

    Muy buen artículo, Javi.

  2. Creo que se debe informar sólo de los suicidios en una gran avenida, en una vía del tren o en un parque de atracciones!! Sólo Informar si el suicidio ha provocado/afectado a la vida de los ciudadanos, al horario de los trenes, si ha provocado un desalojo inmediato del recinto o si tiene como consecuencia la suspensión de un evento. El problema es que cuando informas… Como periodista es difícil no referirte a la posible causa del suicidio, porque tú seguro que la sabes!! Y hay maneras y maneras de referirse a los problemas del individuo!! Lo q me llama la atención es que la gente se refiera al que se suicida como un cobarde… Es un cobarde para seguir viviendo… Pero un valiente para poder quitarse la vida él mismo!!

  3. Un tema tabú, sin duda muy delicado y un debate muy necesario entre profesionales de la información.
    En mi opinión hay otra causa de suicidio, además de la desesperación: un cierto deseo de castigo a alguien, la pareja, la familia o tal vez la sociedad. Aunque es solo una especulación mía, pero creo que hay algo de eso, pues el sufrimiento y el sentimiento de culpabilidad que este acto deja en las personas cercanas es inmenso y duradero.

  4. Dicho lo anterior, creo que el deber del informador es informar y el de la sociedad poner todos los mecanismos necesarios para solucionar los problemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s