Papa (Contando historias 3)


Está hecha desde lejos, cuando ya se marchaban pero he bebido de su historia el tiempo que han estado a mi lado.

Está hecha desde lejos, cuando ya se marchaban, pero he bebido de su historia el tiempo que han estado a mi lado.

Un parque con moreras en silencio escucha cómo las escobas de dos barrenderos levantan el polvo El aire se vuelve amarillo de suelo de albero. No queda ni una hoja, ni un papel. El trabajo de los dos, vestidos de azul y amarillo es concienzudo. Me fijo en uno de ellos que lleva gafas de sol a pesar de que la jornada no es todavía luminosa. Sus movimientos son lentos y aunque no cesa en su trabajo noto que está triste, o espera algo.

Eso es lo que me llama la atención de la escena. Cómo cuando falta contexto no sabes por qué se mueven las personas. O por qué no se mueven.

Pronto llega ese contexto. Y lo hace golpeando sus chanclas rojas muy fuerte contra el suelo a mi espalda. Oigo muy fuerte “¡Papaaaa!”. Llega una niña y la plaza se ilumina. Hasta los columpios parecen moverse.

La niña es un torbellino. Grita, besa a su padre en los labios y le hace mil millones de preguntas mientras el padre mira a todos lados detrás de las gafas por si aparece el supervisor. Por primera vez le veo sonreír. Parece activado.

La niña lleva un trajecito rojo y blanco. Se lo levanta como hacen muchas niñas en un gesto de impaciencia. La madre, que se une a la escena, le pide prudencia. El padre se ríe otra vez. La niña sigue preguntando y mira con admiración el trabajo de su papá que simula barrer algunas hojas que ya ha barrido. Ella está obnubilada por el movimiento de la escoba y parece observar cada remolino de polvo, cada giro de muñeca de su padre, cada secreto que esconde el arte de barrer.

Ese era el contexto. El operario esperaba que alguien lo admirase. Y sólo había una persona en el mundo que podía hacerlo. El no sabe que yo también lo admiro un poco, pero me refiero a su hija.

Un comentario en “Papa (Contando historias 3)

  1. Una historia sencilla, cotidiana y llena de ternura…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s