Recordando a O.P.


¿Cuanto queda para que los robots convivan con nosotros? Mucho menos de lo que parece.

No se si os he dicho alguna vez que uno de mis sueños es ir a la San Diego Comic Con. Se que un día lo haré pero mientras tanto, cada año me nutro de videos como este. Que le vamos a hacer. El orgullo friki hay que alimentarlo con algo.

El caso es que viendo hoy el video (por enésima vez, lo reconozco) me he acordado de los cómics de transformers que leía cuando era pequeño.

Y de la serie… con su intro pegadiza (si la oís una vez las hormonas frikis bullen con energía y no podéis parar de cantarla)

Uno de los grandes argumentos tanto de la serie como de los cómics era OJO SPOILER la muerte del buenazo de Optimus Prime. Aqui os dejo el fragmento de la peli de 1986 en la que muere. Grandioso es poca palabra para describirlo.

En esta serie de dibujos y en los cómicos se producía uno de los más electrizantes cruces frikis para un niño como yo: robots-dinosaurios. Aquí un fotograma de los Dinobots en la serie de TV

Y aquí una viñeta de los colegas de Grimlock, mejor dibujados, en el cómic.

Y aunque los protagonistas de la trama eran, por un lado, Optimus Prime y su amigo Bumblebee, y por otro, el malo malísimo Megatrón, a mi me encantaba un personaje secundario lleno de aristas psicológicas. El inolvidable doctor Ratchet.

Era un autobot bondadoso que no se dedicaba a la guerra sino a curar a los heridos. Fue el encargado de tratar de resucitar a O.P. cuando muere y lo recuerdo vulnerable y sensible. Me encantaba Ratchet y además… se transformaba en ambulancia. Aquí podeis ver la transformación.

Al ver estas figuras me he acordado -en pleno extasis freak, todo hay que decirlo- que había cientos de figuras coleccionables allá por los 80. Qué digo cientos… ¡Había miles! Yo tenía un O.P de los baratitos.

Si tratais de buscarlas por Ebay o cualquier otra página quizás penséis que están hechas con restos del Challenger o con petroleo robado a los Afganos.. pero no: simplemente están por las nubes…


Sólo por poner un ejemplo de precios he leído que se pagó 100.000 dólares por una colección de 275 figuras originales de los años 80. Y sólo por este bonito Optimus Prime de 1984 con su caja y todo en una tienda de Madrid he visto que piden 450 euros.

La de Optimus Prime de arriba era (y sigue siendo) la figura más cara. SIn embargo, no le iba a la zaga la de Megatrón. El malo se convertía en una terrible pistola.

Digamos que estas eran “High class”. Yo solo las veía en el escaparate. Los niños normales teníamos figuras como la de el autobot-coche de policía. Se llamaba Prowl

Por supuesto, uno de los grandes clásicos era Bumblebee. El escarabajo amarillo era muy popular pero a mi no me gustaba mucho. Yo apuntaba más alto…

Recuerdo que a través de uno de los cómic que tenía me encapriché de una figura que se convertía en transbordador espacial.  Como cualquier niño de la época seguía obsesionado los viajes espaciales que ya se iban acabando. Todavía no se nos había metido en el cuerpo el miedo del Challenger.

El que a mi me gustaba se llamaba Sky Lynx.

Ahora lo veo y me parece bastante cogido de los pelos que se transformara en un dragón pero entonces me alucinaba su vuelo. Quise comprarlo en una tienda y costaba la friolera de… ¡5000 pesetas! Hay que ver cómo ha cambiado todo.

Se que finalmente no me la compraron y me tuve que aguantar a base de los dibujos, los cómics y la imaginación. Tampoco me fue mal con eso, para qué nos vamos a engañar. No me causó un trauma muy severo no tenerlo. Lo que si me ha causado trauma es que acabo de ver en ebay que una figura como la de la foto de S.L. (la que veis arriba) cuesta 150 dólares.¿Lo veis padres? ¿No entendéis que era una inversión de futuro?

Más glorias del juguete. La siguiente me encanta. Era uno de esos regalos 2X1: Un robot Soundwave (Si seguís leyendo este post todavía seguro que lo conoceis) que tenía este maravilloso aspecto.

¿Cuál era su peculiaridad? ¡Tachaaan! ¡Se convertía realmente en un walkman!

La idea de hacer walkman con los transformers debió de dar resultado económico porque se atrevieron con algo más grande… ¿ recordáis al amigo de Bumblebee? Se llamaba Blaster.

Este autobot se transformaba en radio ochentera. Y…. Si. En los 80 se atrevían con todo y lo pusieron a la venta. Este fue el resultado.

La segunda frikada relacionada con ellos es este reloj-transformer. Yo tenía dos: uno rojo y otro negro. Eran simples relojesque sólo daban la hora pero…  ¡se transformaban en robots!

En fin, cuantos recuerdos. Por cierto: si no quereis traicionar esos recuerdos, no veais las películas que se han hecho ultimamente. Mucho efecto especial y poco seso.

Si, he dicho seso. Antes, hasta los dibujos animados lo tenían.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s