Sombragris enjaulado


Hace poco, caminando por Campotejar, me encontré este caballo. Siempre que veo un caballo blanco me imagino a Sombragris, apareciendo tras el silbido del Mago Blanco. 


Sin embargo, este estaba demacrado, triste, hundido. Apenas se movía…


Durante unos minutos estuve a su lado. Le hablé. No me da vergüenza decirlo. Estábamos solos. Nadie me oía mas que él. Se acercaba, me olía, me miraba con sus  ojos enormes…


Al alejarme sentí su pena. Que pena vivir enjaulado.

Un comentario en “Sombragris enjaulado

  1. ¿¿Que pena no?? hace poco escuché en la ser un reportaje sobre la cantidad de caballos que se abandonaban en andalucía por la crisis. que pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s